Retro-Conciertos: The White Stripes en el corazón de la selva amazónica

Congamag_The White Stripes - 2005 - Brasil

The White

 

Amazonas

 The White Stripes ostenta varios conciertos superlativos en el museo de su historia. Uno de ellos sucedió no muy lejos de Buenos Aires, en el Teatro Amazonas, cuando el calendario nos convencía de 2005 y Seven Nation Army, su hit todo-poderoso, aún reinaba con descaro tanto en la tierra como en el cielo. En ese año Jack y Meg armaron las valijas y tomaron la ruta de gira, una que los llevaría por varios paisajes del mundo promocionando Get Behind Me Satan, su quinto disco de estudio. Uno de esos viajes los puso por segunda vez en Latinoamérica (ya habían estado en el 2003). De todos los shows que ofrecieron, incluido uno en el Luna Park de Pace y Lectoure, destacamos el de Manaos, Brasil, capital del estado de Amazonas. Allí, abrazados por la selva tropical, los chicos desataron uno de esos conciertos salvajes que ningún fan del rock debería dejar de revivir.

Jack White

El Teatro Amazonas es un elogio de la belleza. Fue construido a finales del siglo XIX por empresarios que pretendían exponer su visión europea en medio de la selva. En su apogeo, el teatro invitó a los más destacados actos de música clásica de todo el mundo, después, vapuleado por sucesivas debacles económicas, cerró las puertas durante 90 años. En 2001 renació su esplendor, con exclusividad absoluta para la música clásica. Ese destino pulcro se ensució hacia 2005 cuando las autoridades del teatro hicieron una excepción histórica invitando a The White Stripes, la primera y única banda que puso lío de rock and roll sobre su escenario.

Tanta emoción, tanta expectativa, corría por las venas de los fanáticos, que las entradas se agotaron en dos o tres parpadeos. Así que se instalaron unas pantallas en la plaza central de Manaos para los menos afortunados.

La misma jornada, unas horas antes del show, Jack White, Meg White, los amigos del campeón, su mánager y la modelo-novia de Jack, Karen Elson, hicieron un mini tour salvaje por la selva. Todo el asunto se revolucionó en la confluencia de los ríos Amazonas, Solimões y Negro. Allí, sobre el piso de la canoa que los llevaba con chamán incluido, Jack y Karen dieron el Sí. Esa euforia matrimonial, esa luna de miel tropical, vibró más tarde en el concierto. “Es un día muy feliz”, dijo Jack al inicio del show.

Congamag_The White Stripes - 2005 - Brasil - Set List

Cuando el concierto llegaba a la última frontera, Jack le pidió permiso al público del teatro para ausentarse con Meg por unos minutos. El dúo resquebrajó con su paso estelar toda la platea hasta asomarse a la entrada principal y saludar a los miles de fans que veían el concierto bajo la luna. Con guitarra acústica y emoción en mano, Jack y Meg les dedicaron una versión inolvidable de We’re Going to Be Friends.

Luego retornaron, surcando otra vez su paseo original, con una estela de fanáticos que los siguieron y se colaron en el teatro. Ya sonaba Seven Nation Army. Y ya no importaba nada, o, convengamos, ya todo importaba.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s