SUEDE: Animales Amantes en 1993

SUEDE tiene todo para dominar el mundo pop: un debut sexy y grandilocuente, hermosas canciones, declaraciones atrevidas y una dupla compositiva que nos recuerda a Morrissey y Johnny Marr, de The Smiths.

Las canciones más sexys de Suede son esas que nos tientan a quebrar las caderas imitando a Brett Anderson en los videos promocionales. Son animales amantes de la ambigüedad y la melancolía que no ignoran la amargura y la pesadumbre, aunque siempre apelando a esa belleza glam tan británica, tan llena de artificios y candores. Y en ese universo, que Morrissey con The Smiths y David Bowie solito supieron reinar hace unos años, abundan los amores fallidos, las pantomimas, los dibujos derramados y la hermosa juventud, todo -todo- como fuerza y vulnerabilidad.

Estos chicos pueden combinar una actitud cañera, de barra brava ultra malhablado, con la sensiblería más vergonzosa. Y casi siempre salen airosos. Cuando no es así, bueno, cerramos los ojos y nos dejamos llevar a la ruina íntima bailando solos en nuestro cuarto. Y si sucede al finalizar el día, esa dicha personal es la gloria. Estos chicos también pueden confundirnos-provocarnos y eso nos encanta, sin embargo, Anderson aclara: “No estoy realmente interesado en ser controvertido. Si hubiésemos querido crear controversia tendríamos que haber nombrado al álbum ‘I Fuck Dogs’”. Estallamos.

Por otro lado, pero al mismo tiempo, la delicadeza que aplica Bernard Butler a sus guitarras es fascinante. Hay en los riffs más poderosos una ráfaga de caricias chirriantes como mini flechas sónicas que buscan indefectiblemente nuestro corazón. Y algunas letras son el veneno en la punta de sus lenguas. El desgarrado “Have you ever tried it that way?” de Pantomime Horse es abrasador en la destreza vocal de Anderson, afectadísimo de glam, pero el remolino de guitarras que crece a su alrededor se lleva los laureles a la hora de lograr hipnotizarnos.

Entonces definimos: en las canciones de Suede, tanto en su tendencia sensible-cerebral como en la rockera-vigorosa, siempre vence la intensidad emocional, esa es la actitud imperante, a como de lugar.

Por Martín Brossard

 

El beso de sexualidad ambigua en la tapa del debut homónimo de la banda selló una seguidilla irresistible de singles:

 

 

 

Número Retro de Octubre: SUEDE 1993

Pronto, el Número de Octubre 2012 con SUEDE

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s