The Velvet Underground & Nico: 45 años de un disco que debería venir en la memoria de cada reproductor de música

Y fue por las calles salvajes de Nueva York que las canciones llegaron a fundar otra manera de hacer rock. Y fue gracias a Andy Warhol y su sinceridad pop que unos chicos oriundos de la carne trémula y la mente en flor concibieron el disco que debería venir en la memoria de cada reproductor de música. The Velvet Underground and Nico, el debut de la Velvet, le prendió la lamparita a todos los vagos-embusteros-talentosos de este mundo. Gracias, entonces, a 45 años luz-rock de distancia, por las mil y una músicas que nos dio.

Ok, ok, pensando bien la cosa, varios álbumes se merecen el podio pop en tu iPod, o derivados, pero este hervidero de drogas usadas y abusadas, prostitución sin brújula, sadismo-masoquismo, y todas las desviaciones sexuales de la época, fue endulzando lentamente los oídos de cada generación como una miel sonora inevitable, pantano y perdición para los que estaban cerca, imán tentador para las moscas de siempre. Y ningún otro disco funcionó así. O pegaban de una o a los 20 años. El de la Velvet se dio un lujo raro, de invasión paulatina, de mito. “Yo fui al primer show de Mano Negra en Obras, éramos 200″, sí, de esa clase de mito, que hace mentiroso al fanático tardío. “Yo compré la primera edición del disco, posta, esa que rezaba ‘Peel slowly and see’… uy, un discazo, me voló la cabeza antes de escucharlo”, mentiras, mentiras, qué lindas esas mentiras. Porque el Rock se nutre de eso también, y de hacer la vista gorda, claro. Porque uno quiere creer y, algunas veces, realmente lo cree.

Por Martín Brossard

 

Edición fundamentalista

Si ya nos pasó con el debut de Sex Pistols, por qué no nos iba a pasar con el de la Velvet. Así que Universal Music también lo devolverá a los estantes de las disquerías en una edición para fundamentalistas. Disponible desde el 1 de octubre, la caja descomunal guardará 6 discos con 65 canciones: los tracks originales, todo el LP en mono, versiones alternativas hasta el hartazgo, tomas y más tomas de estudio, ensayos y registros en vivo. Y, como bonus, Chelsea Girl, disco que Nico, la cantante alemana, editara también en 1967  pero unos meses después de The Velvet Underground & Nico.

Deja un comentario

Archivado bajo Retromanía

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s